Hamburgo: elegancia, cultura y estilo de vida

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

La segunda ciudad más grande de Alemania siempre luce cerca de los mejores puestos de todos los indicadores de calidad de vida o desarrollo económico que puedas pensar. Una de las mejores ciudades en las que vivir, también se trata de una de las más ricas de Alemania, un legado de su próspera actividad como puerto internacional y ciudad imperial independiente en la Liga Hanseática.

Rodeada de agua, también puede presumir de tener más puentes – 2.302 en total – que sumando todos los de Londres, Venecia y Ámsterdam juntos.

Para el resto del mundo, no obstante, Hamburgo se asocia con las propósitos “hedonistas” del barrio de St. Pauli y las actividades sórdidas de las zonas de Reeperbahn y el puerto – una especie de ciudad del pecado a orillas del río Elba.

Eso es, hasta cierto punto, cierto pero los habitantes de Hamburgo prefieren verse a sí mismos como parte de un magnífico ejemplo de multiculturalismo, dinamismo creativo e inmensa cultura. En este lugar se lleva el teatro y la ópera hasta la máxima expresión, además de abundar los lugares y locales en los que disfrutar de una noche enriquecedora.

Aunque después de hablar de las virtudes toca pasar a los puntos flacos. No esperes disfrutar de un agradable clima mediterráneo aquí, más bien al contrario: la ciudad es conocida por su abundante lluvia, que puede durar días y días.

Así que cálzate unas buenas botas y ponte el chubasquero, coge el paraguas y disfruta de un paseo por la ciudad. Desde el ayuntamiento y la grandiosa iglesia de San Miguel, con su espectacular arquitectura, visita el Speicherstadt – antiguo barrio sobre pilotes de madera – o da un paseo en barco por los canales.

También en este Destino

Hamburgo - hoteles boutique y hoteles con encanto

La ciudad más grande del norte de Alemania es uno de los destinos más interesantes del país. Conocida por su calidad de vida y su actividad comercial, ofrece a sus visitantes un gran patrimonio arquitectónico, cultural y artístico además de una animada vida nocturna. Es difícil aburrirse en Hamburgo: desde el puerto hasta el parque Planten un Blomen, dede el Speicherstadt hasta la Iglesia de San Miguel, siempre hay algo que hacer. Descúbrelo por ti mismo gracias a la selección de hoteles boutique y hoteles con encanto en Hamburgo que te trae Secretplaces. Una lista de los alojamientos más especiales para que puedas disfrutar de todo el estilo y la elegancia de esta ciudad. ¡Pero acuérdate de llevar el paraguas!

Dónde ir en Hamburgo

Una visita a una ciudad eminentemente portuaria como Hamburgo no podía ser tal sin conocer su famoso puerto de 800 años de antigüedad. Aquí podrás disfrutar de visitas guiadas en barco para conocer más sobre su actividad o degustar una deliciosa cena de marisco. La Iglesia de San Miguel, por otra parte, es uno de los símbolos más famosos de la ciudad. De estilo gótico y con un gigantesco campanario de 132 metros, la iglesia tuvo que reconstruirse dos veces, primero por un rayo en el siglo XVIII y después por un incendio a principios del siglo XX.

Hafencity, el plan de desarrollo urbanístico más grande de Europa en la actualidad, consiste en una titánica ampliación de la ciudad. Se estima que estará terminado en 2025 y dotará a Hamburgo de nuevos edificios residenciales, modernos rascacielos, tiendas, restaurantes… Y ya puedes ver cómo avanzan las obras de este ambicioso proyecto arquitectónico.

El Speicherstadt es una pintoresca y antigua “ciudad-almacén” construida sobre pilotes de madera. Surcada por estrechos canales, no te lo puedes perder si quieres conocer uno de los rincones más curiosos de Hamburgo. Y la Kunsthalle – o sala de arte – constituida por tres edificios adyacentes de gran belleza arquitectónica, alberga una impresionante colección.

Para aquellos que quieran conocer el lado “prohibido” de la ciudad, pueden visitar la Reeperbahn, conocida en alemán como la “die sündige Meile” – o milla pecadora. Esta calle está llena de sex shops, locales de striptease, bares… Incluso en la entrada se encuentra un cartel en el que se prohíbe entrar a los menores de edad.

Y si buscas darte un respiro después de conocer Hamburgo, qué mejor sitio para hacerlo que el parque Planten un Blomen, una de las zonas más verdes de la ciudad. Aquí podrás visitar el jardín japonés más grande de Europa, además de su Jardín Botánico.

Gastronomía en Hamburgo

La cocina típica de la región recoge tradiciones de la gastronomía de todo el norte de Alemania. Además, al ser una región fluvial – aunque con gran influencia marítima – son muy habituales los cangrejos, las langostas y muchos tipos diferentes de pescado como la Solla, el Arenque ahumado o en salazón – se consume mucho el Rollmops, filetes de Arenque enrollados sobre un pepinillo – Carpas y Anguilas – en platos como el Aalsuppe, o sopa de anguila.

Y respecto a la carne se consume mucho la Corned Beef – carne de ternera enlatada – el Labskaus – carne en salazón con patatas y verduras – o el Steckrübeneintopf – un cocido de carne de cerdo y nabo. Dentro de las verduras, al igual que en el resto de Alemania es muy común la patata en todas sus formas y diferentes tipos de col, además de otras.

Otros platos conocidos son el Himmel und Erde – o “Cielo y Tierra” – compuesto de puré de patata, compota de manzana y tocino o salchichas. Y el Bismarckhering – o arenque Bismark – pescado troceado y aliñado en vinagre con mostaza y cebolla.

Dentro de los postres destaca la Rote Grütze, hecho con cerezas y nata.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

¿Quieres disfrutar del último grito en tendencias moda, arte o cultura, comer en ese restaurante tan de moda? Échale un vistazo a nuestra lista de escapadas urbanas.