Polonia, historia y belleza natural

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Polonia, un país capaz de ofrecer al viajero la experiencia vacacional más inolvidable, sean cuales sean los motivos de su visita. En perfecto equilibrio entre la vanguardia y las tradiciones más arraigadas, Polonia es un país de contrastes con un amplio abanico de posibilidades turísticas.

Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de las espectaculares playas del mar Báltico, de las abruptas rocas de los Tatra, de los innumerables lagos en la región de Masuria o de las verdes colinas de los Bieszczady. Y aquellos que posean un espíritu aventurero podrán adentrarse en las vastas Ciénagas del río Biebrza o descubrir el desfiladero del río Dunajec en los Pieniny. El paisaje natural de Polonia no te dejará indiferente.

Este país posee una gran historia reflejada en sus numerosos monumentos esparcidos por todo el territorio. A esto se suman los numerosos programas culturales que harán las delicias de los viajeros que busquen un turismo cultural e intelectual. El calendario de eventos artísticos en Polonia es muy diverso, desde los conocidos concursos de música clásica hasta el Festival Internacional Jazz Jamboree. 

Además, el folklore polaco sigue siendo uno de los grandes aspectos de interés del país. Cada región se caracteriza por poseer un estilo propio, con sus raíces en las costumbres y traiciones locales que permanecen vivas hasta hoy.

El clima de Polonia es moderado durante el verano, ideal para un turismo urbanita o de montaña. Mientras que en invierno, las bajas temperaturas invitan al viajero más atrevido a optar por alguno de sus excelentes programas de esquí.

Ver mapa

También en este Destino

Polonia - hoteles boutique, casas rurales y bed and breakfast

Polonia posee un inmenso territorio natural por descubrir y algunas de las ciudades mas bellas de Europa. Este país invita al turismo cultural y a uno más conectado a la naturaleza. Sean cuales sean tus motivos para viajar, SecretPlaces te ayuda a encontrar el lugar ideal para alojarte. Desde hoteles boutique con encanto, hasta apartamentos y casas rurales en plena montaña. Déjate asesorar por nuestro equipo y haz de tus vacaciones una experiencia inolvidable. 

Dónde ir en Polonia

La historia juega en Polonia un papel fundamental, por ello, turismo e historia son conceptos que van de la mano. La lista de rincones por descubrir en Polonia es interminable. Un buen punto de inicio es su capital, Varsovia. Un enclave único y el único conjunto monumental reconstruido que forma parte de la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Otra visita obligada es Malbork, una preciosa y pintoresca ciudad medieval conocida por su imponente castillo, el más grande construido en ladrillo del mundo.

La localidad de Gdansk, cuna de grandes personalidades históricas como Shopenahuer o Grass, posee algunos de los conjuntos arquitectónicos más bellos del país, tales como la Basílica de Nuestra Señora, la Catedral o el Mercado Largo.

Otras ciudades de obligada visita son las medievales Torún – lugar de nacimiento de Copérnico y con un centro histórico espectacular – y Poznan – dondde el legado monárquico de Polonia queda latente por el imponente Castillo de Premyslao II.

Cracovia, antigua capital del país, es una de las urbes más sorprendentes. Su casco antiguo merece una larga visita para poder descubrir todos los detalles y mágicos rincones que esconden sus edificios, plazas y rincones mágicos. 

Pero la espectacularidad de Polonia no acaba en sus ciudades. Las minas de sal de Wieliczka, las más antiguas de Europa y una de las más impresionantes del mundo, son otro de los puntos claves para los turistas. Además, Polonia cuenta con más de veinte parques nacionales y decenas de reservas naturales. El área nororiental del país, se conoce como “el pulmón verde de Polonia”, una de las escasas regiones donde la naturaleza se ha mantenido prácticamente intacta, convirtiéndose en uno de los grandes atractivos de la nación.

Gastronomía


La gastronomía polaca está marcada por su situación geográfica y por su historia. Influencias de Italia, de Francia o de Turquía han dejado una fuerte impronta en la cocina de este país. 

La relación calidad/precio de sus platos es excepcional. En Polonia podrás disfrutar de una abundante comida tradicional – sobre todo en restaurantes de estilo “campesino” - por muy poco dinero. En sus menús predominan platos a base de harina, salsas, verduras crudas (como la col, la lombarda o las zanahorias), patatas y sopa (tienen más de 365 recetas, una para cada día del año). 

Los ahumados son otro de los platos estrella de la gastronomía del país, especialmente los arenques, que van acompañados de una gran variedad de salsas. Los amantes de la carne disfrutarán seguro del “steak tartar”, elaborado con solomillo de buey y acompañado de una buena guarnición, diferente en cada región. Además, la cocina polaca es prolija en carnes y aves de caza, servidos con verduras de acompañamiento.

Los postres polacos son también uno de los grandes atractivos gastronómicos del país, entre los que destacan los pasteles y los “crêpes”.