Cargando .... por favor espere!Este proceso puede tardar algunos segundos con conexión lenta.

Cataluña

Elija su hotel con encanto en Girona o Costa Brava pulsando en el mapa o en la lista a la derecha. Aparecerá una esmerada variedad de alojamientos con diferentes estilos o tendencias independientemente de su presupuesto. Desde hoteles románticos en Costa Brava junto al mar, escapadas a Fincas o Cortijos en Girona, hoteles de lujo y pequeños hostales, todos ellos con su carácter propio.


Secretplaces Hotline

  • +34 902 430 310   [E]
  • +351 214 647 430   [P]

Lugares de Interés

Bono Regalo Secretplaces
Comprar Bono Regalo

Hoteles por Ingredientes

  •   Entorno Auténtico
  •   Design
  •   A tu Aire
  •   Buena cocina
  •   Para empresas
  •   Especial peques
  •   Edificio histórico
  •   Belleza natural
  •   Vistas excepcionales
  •   Romántico
  •   Lejos del bullicio
  •   Placeres sencillos
  •   Mantenerse en forma
  •   Buen precio calidad

Promociones & Last Minute

No te pierdas las ofertas y descuentos de última hora en "Promociones" en el menú superior

Hoteles con encanto en Cataluña, España

Mapa con hoteles. Activar JavaScript para poder visualizar.

Elija un hotel en el mapa o

  • Hotel
  • Hotel Rural
  • Casa Rural
  • Bed & Breakfast
  • Casa Señorial
  • Hotel Boutique
  • Hotel de lujo

Cataluña

El territorio de Cataluña está situado en el extremo nororiental de la Península Ibérica, diferenciándose en tres grandes zonas geográficas: dos sectores montañosos, Pirineos y Cordilleras Costeras, y la Depresión Central Catalana. Este complejo relieve da lugar a una gran variedad de paisajes, desde la alta montaña pirenaica a las curiosas formaciones geológicas de Montserrat o los volcanes extinguidos de La Garrotxa. El Mar Mediterráneo baña su Costa Brava, El Maresme y la Costa Dorada, de amplias y cálidas playas.

Esta región presenta un clima templado, característico de una región mediterránea, si bien existen zonas definidas de clima de alta montaña, como en el Pirineo. Cataluña, teniendo una lengua y cultura propias muy marcadas, es a la vez uno de los lugares más cosmopolitas de España. Precisamente por ser una comunidad abierta al Mediterráneo, siempre ha tenido una actividad comercial muy activa, lo que convirtió a sus ciudades en focos culturales y comerciales muy importantes, y que como fruto de esta circunstancia poseen un gran patrimonio histórico-artístico.

Gastronomia El arte culinario catalán es uno de los más sofisticados de España. Para entender la gastronomía de esta región, hay que tener en cuenta que en Cataluña no existe una sola cocina, sino varias: una cocina marinera en la Costa Brava, otra de “mar y montaña” en el Ampurdán, una cocina montañesa en el Pirineo leridano, la cocina singular de los valles de Arán y la Cerdanya -en el Pirineo de Gerona-, y otra del litoral en Tarragona, e incluso algunas otras bien diferenciadas.

A cada región corresponden, como es lógico, sus propias recetas e ingredientes: si los erizos de mar, los pescados de roca y los guisos marineros –suquets– son la tentación de cualquiera que visite los puertos de la Costa Brava, las setas son la pasión de toda Cataluña que durante el otoño presentan una diversidad enorme –sobre todo en las zonas boscosas de Lleida; las combinaciones entre marisco y productos de tierra adentro -conejo con bogavante y caracoles, pollo con langosta o cigalas, etc.-, sorprenden a quien visita las excelentes mesas de Girona; el ritual de unos calçots –tipo de cebollas tiernas asadas en fuego de sarmientos- y la intensidad de un buen alioli no decepcionarán tampoco al que llegue a una villa tarraconense.

Los arroces son también habituales en toda Cataluña, al igual que una receta marinera -de fuerte arraigo popular pero de invención relativamente reciente-, la fideuá -con fideos, es decir, con pasta; los diversos y deliciosos embutidos catalanes -fuet, llonganisa, butifarra; o platos emblemáticos como la esqueixada o la escalivada. Otra actividad en la que sin duda destaca el dinamismo catalán es la industria vinícola, con once Denominaciones de Origen diferenciadas, que la convierten en la Comunidad que exhibe la mayor diversidad geográfica y varietal; de este modo, presenta al mismo tiempo regiones productoras tan extensas como el Penedés y otras mucho más pequeñas y especializadas, como la Conca de Barberá, Alella o Pla de Bages.

Con este patrimonio vinícola, Cataluña es capaz de producir desde blancos frescos y ligeros, hasta tintos de gran extracción, pasando por rosados de perfil clásico; tintos ligeros de corte internacional y espumosos de enorme difusión, que se acogen a la denominación Cava, el mejor vino espumoso natural, junto al champagne francés. Y para concluir cualquier comida tendríamos que probar sus tradicionales postres como la "crema catalana", receta original y sofisticada.

Historia La historia de Cataluña se remonta a tiempo de los romanos, cuando dos jefes tribales - Indíbil y Mandonio- ofrecieron sus servicios a Hannibal en la lucha contra Escipión, doscientos años antes de Cristo; la ciudad de Lérida fue la "llave" en la lucha entre Julio Cesar y Pompeyo. Tras los romanos, llegarían visigodos y árabes y, hacia el final del siglo VIII, Cataluña formaba parte del Imperio de Carlomagno. Bajo los auspicios de los Condes de Barcelona la lucha contra los árabes continuó, y diferentes zonas y distritos se unieron para formar la Cataluña presente, hasta entonces gobernada por Aragón.

Los Reyes Católicos -Isabel de Castilla y Fernando de Aragón- unificarían España, y desde entonces el condado perdería importancia, siendo gobernado durante varios siglos por los Austrías y los Borbones. Cataluña ha pasado por diferentes movimientos separatistas –en la época de los Borbones y durante la dictadura franquista, por ejemplo-, obteniendo su autonomía en 1979, tras la muerte de Franco.

Cultura Tarragona - Fiestas: Las fiestas de Tarragona se inician en Enero con "Tres Tombs", una exhibición de caballos y carruajes. El Carnaval de paso a la Semana Santa, manifestación religiosa de gran solemnidad, con su procesión del Viernes Santo.

La Semana Medieval de Sant Jord, en Montblanc -23 de abril- y el Corpus, preludian las fiestas estivales de Sant Joan -24 de Junio-, las marineras de Sant Peré -29 de Junio- y la Mare de Deú del Carme -16 de Julio. En Julio, se celebran los concursos de fuegos artificiales y los Festivales de Verano, en el Auditorio del Camp de Mart. El 19 de Agosto se celebra Sant Magi, pero es el 23 de Septiembre cuando Tarragona celebra su Fiesta Grande Santa Tecla: durante estos días la ciudad se vuelca en la calle para disfrutar con los "Diables", las figuras del "Bestiari Medieval", los "Nans i Gegants", las "Colles Castelleres", los "Balls de Bastons" y el de "Dames i Vells", entre muchos otros.

Monumentos Tarragona, capital de la Hispania Citerior durante el Imperio romano, conserva numerosas construcciones de este periodo: las murallas que rodean el casco histórico fueron levantadas en el siglo III a. C., aunque fueron reformadas en la época medieval; al lado del mar se levantan las gradas del anfiteatro romano que, en su día -s. II-, tenía capacidad para más de 12.000 personas. El casco histórico de la ciudad se despliega entre el mar Mediterráneo y las antiguas murallas; en este trazado se encuentra la Catedral de Santa María, una construcción levantada sobre un templo romano dedicado a Júpiter y una mezquita musulmana. Al otro lado de la Rambla Vella se encuentra el trazado racionalista de Tarragona, con su Rambla Nova, que llega hasta el Paseo de las Palmeras y el Balcón del Mediterráneo; desde aquí se tiene una de las mejores vistas sobre el mar y la playa de El Miracle.

La ciudad de Tarragona también posee una de las mayores necrópolis paleocristianas de Occidente: la decoración de ataúdes de madera, losas, sarcófagos y mausoleos nos acercan al arte de los primeros cristianos. Cerca de Tarragona se encuentran los monasterios de Santes Creus y Santa Maria de Poblet, ambos de gran interés histórico-artístico.

Girona/ Gerona - Fiestas

“Girona, Tiempo de Flores” reúne una muestra floral en la ciudad catalana que la transforma por unos días en una urbe cuajada de flores, ensalzando la belleza de sus edificios y jardines más ilustres –del 12 al 20 de Mayo. En Julio se celebra el Cicle Els Organs de la Ciudad de Girona, en la que se reúnen diferentes grupos sardanistas; Fires de Sant Narcís –del 23 de Octubre al 1 de Noviembre-, con la famosa “penjada d´En Tarlà”, verbenas, pasacalles, sardanas, fuegos artificiales, etc. Por toda la provincia encontramos ejemplos de tradición popular, como ejemplos: en Blanes, dónde ha ido ganando prestigio internacional su Concurso de Fuegos Artificiales, situado entre los más importantes del mundo, que se extiende a lo largo de tres noches consecutivas con motivo de las fiestas de Santa Ana –la segunda quincena de Julio; en Calella de Palafruguell, en el Baix Empordá –Julio-, tiene lugar la Cantada de Havaneras cuya popularidad reune a miles de personas que invaden las calas y suben a las barcas para escuchar estas dulces melodías a la luz de los cremats; el Concurso de Pesca del Estanque, en Banyoles, que comenzó su andadura con motivo de la repoblación de carpas -15 de Agosto.

Monumentos Enclavada en el valle del Ter, la llamada “Ciudad de los Cuatro Ríos”, nos muestra un magnífico y muy bien conservado casco histórico dominado por construcciones medievales y reminiscencias romanas, árabes y hebreas. Es en el recinto amurallado de la Força Vella dónde se dan cita las obras cumbres de su devenir histórico: la Catedral -de origen románico-, deja traslucir su aspecto de fortaleza y estratégica ubicación, aunque el elemento más destacable es una inmensa nave gótica, la más ancha de la arquitectura medieval europea; en su interior se conserva una de las joyas textiles del románico catalán, el Tapiz de la Creación. A este periodo histórico pertenecen también importantes manifestaciones artísticas árabes y hebreas, fruto de los siglos de convivencia de estas culturas con la cristiana. Antes de cruzar el río y encaminarnos hacia la Girona moderna, podemos subir hasta el campanario de Sant Feliu o acercarnos al Pont de Pedra sobre el Onyar, desde donde obtendremos vistas áreas del todo el caserío de la ciudad, y de las fachadas pintadas de ocres, añiles y calderos. Al otro lado del río encontramos los más bellos ejemplos del modernismo catalán, firmados por Rafael Masó.

Lleida/ Lérida - Fiestas Para conocer mejor al pueblo leridano, la visita a la ciudad puede efectuarse durante algunas de las fiestas que se celebran a lo largo del año, como la Fiesta Mayor de Sant Anastasi -12 de mayo-, en honor a San Anastasio, un soldado romano hijo de Lleida que fue martirizado en Badalona; peculiar también la celebración de las fiestas de Moros y Cristianos o el peculiar Aplec de Cargol –a mediados de Septiembre-, en la que se consumen cientos de kilos de caracoles. “Una almendra y una flor”: tradición de la localidad gerundense de Molló, en la que cada chico regala a su pareja una bolsa de almendras y una flor; es la denominada fiesta del Roser, en la que se baila el tradicional Ball del Ram o de Confits –segundo domingo de Julio.

La Fiesta de la Vendimia de Raimat –el primer fin de semana de septiembre-, que se celebra junto a las conocidas bodegas de Raimat, un concurso de “chafada de uva” –pisada de uva. En Tárrega –en Septriembre-, se celebra el Festival de Teatro.

Monumentos Situada en el interior, en una región montañosa, tiene una interesante catedral,. En el centro de la fértil vega del río Segre se asienta Lleida, urbe que ha acogido a diversas culturas a lo largo de su historia. En su ciudad vieja destaca sobre una colina la antigua catedral o Seu Vella, símbolo de la capital la “Seo” es un templo románico gótico -construida entre los siglos XII y XV.

A unos metros del antiguo recinto catedralicio aún sobreviven las ruinas de la antigua muralla que una vez rodeó la ciudad y algunos muros de la Zuda -fortaleza árabe del siglo IX. El resto del casco antiguo leridano conserva pintorescos rincones como la plaza de la Paeria, donde se ubica el Ayuntamiento, un bellísimo ejemplo de edificación románica -del siglo XIII. Por su parte, la plaza de la Catedral cuenta con dos monumentos destacados: la Seu Nova o Catedral Nueva, construida bajo cánones neoclásicos -siglo XVIII-, y el Hospital de Santa María.

Artesanía En la actualidad en Cataluña conviven dos tipos de artesanía: por un lado, la artesanía tradicional rural y, por otro, la nueva artesanía urbana relacionada con el mundo de la decoración. Fruto del esfuerzo de ambas actividades podemos encontrar bellos trabajos en: cerámica catalana, cristalería catalana, piezas de la alfarería de Breda y de los hornos de Quart, trabajos en metal y madera, y tornería. En Olot -comarca de la Garrotxa-, se celebra un Mercado de Artesanía, considerado como uno de los de mayor calidad de España.

Actividades

La Costa Brava se extiende por el litoral mediterráneo desde la provincia de Barcelona hasta la de Girona. Es ciertamente una de las más famosas costas españolas, de gran belleza natural con sus acantilados y pequeñas y románticas calas. La Costa Dorada se extiende desde el sur de la Costa Brava hasta Tarragona, ofreciendo, a parte de playas y paisajes encantadores, ciudades de extraordinaria belleza, como Arenys del Mar, Sitges -con un interesantísimo museo, el de Cau Ferrat- y Castelldefels.

La Costa Daurada también ofrece al viajero la posibilidad de profundizar en el proceso de elaboración de los vinos y cavas de la zona: Pinell de Brai, Falset, Gandesa, L’Espluga de Francolí y en Sarral se pueden visitar bodegas modernistas, algunas de ellas construidas por César Martinell. El interior de la provincia de Tarragona nos depara el importante conjunto monumental formado por los edificios modernistas de la plaza de Prim y la Casa Navàs de Reus; declarado conjunto histórico-artístico por su arquitectura medieval, renacentista, barroca y modernista, Tortosa es otra localidad que hay que visitar.

El alto valor natural de Girona ha merecido la protección, como parque natural, de las Zonas Húmedas del Empordà y la Zona Volcánica de la Garrotxa.

La privilegiada situación de esta provincia -entre el último sector de la Cordillera Pirenaica y la Costa Brava- nos facilita recorrer toda la provincia, compuesta por templos medievales, extensas playas y calas de aguas transparentes, entre zonas acantiladas, pueblos pesqueros y ruinas romanas: el Port de la Selva, con su monasterio de Sant Pere de Rodes; el Parque Natural Cap de Creus; los paisajes de Cadaqués y el golfo de Roses; conjuntos histórico-artísticos, como Pals. Figueres, la ciudad natal del gran pintor Salvador Dalí, alberga el museo dedicado al pintor, colección de algunas de las más importantes de sus obras.

En el alto Pirineo leridano se encuentra el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, que además de ser un espacio natural de alto valor ecológico, posee un rico patrimonio arquitectónico, ya que alberga el conjunto de iglesias románicas de la Vall de Boí, declarado Patrimonio de la Humanidad; esta cadena montañosa alberga, asimismo, algunas de las mejores estaciones de esquí del país: Baqueira-Beret, Boí-Taüll, Espot-Esqui, Port del Comte y Port-Ainé.

Hoteles con encanto en Cataluña

Hoteles y casas rurales por ciudad en Cataluña

Secretplaces

Secretplaces es una guía de hoteles con encanto y carácter, independientemente del precio. A lo largo de los años hemos visitado miles de alojamientos de los cuales solo algunos han sido incluidos en nuestra cuidada selección