París, la ciudad de la luz

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

París es sinónimo de romance, de la moda más sofisticada, del arte más vanguardista, de las joyas arquitectónicas y de la gastronomía más exquisita. ¿Quién podría resistirse a sus encantos?

Siempre en movimiento, siempre reinventándose a sí misma, la vitalidad y creatividad de París es impresionante. Una ciudad llena de cultura, de historia y de arte que apenas necesita una introducción. Todos hemos oído hablar de sus maravillosos monumentos, su fabulosa cocina y el estilo de vida parisino que marca tendencias.

Desde la actividad más frenética de sus céntricas calles comerciales al remanso de paz que podemos encontrar en sus más de 400 parques y jardines. París es el destino ideal de los viajeros más culturales y de los amantes de un turismo pausado. Visita uno de sus innumerables museos o tómate un café en alguna de sus bellas plazas. Recorre los pasillos del Louvre, llenos de obras de arte de incalculable valor y disfruta de las mejores vistas de la ciudad desde la Torre Eiffel. Viaja a un escenario de cuento en Notre Dame o cruza el Sena a través de sus múltiples e impresionantes puentes. Son miles las posibilidades.

Nada puede preparar al viajero ante la abundancia y densidad de los tesoros artísticos y culturales que París alberga. Obras de arte góticas, abadías y arquitectura medievales, y más de 180 museos entre los que escoger. París es una ciudad de ensueño y el próximo destino para tus vacaciones perfectas.

Ver mapa

También en este Destino

París - hoteles boutique, hoteles con encanto y hoteles de lujo

Ven a París, la ciudad del amor, de la luz, de los puentes, de la moda, del café, de la sofisticación y la clase. En SecretPlaces tenemos una gran variedad de alojamientos, desde los hoteles boutique con más encanto a los apartamentos más céntricos de la ciudad. Disfruta de una escapada romántica y reserva un fin de semana para conocer los secretos que París encierra. ¡Será una experiencia inolvidable!

Dónde ir en París

La capital de Francia es una las ciudades más visitadas de Europa. Su inexplicable belleza y esa esencia que se respira en sus calles empedradas la convierten en un destino vacacional idílico. Ideal para una escapada romántica o para un verano cultural, la “ciudad de la luz” tiene mucho que ofrecer. Posee un gran número de lugares de gran interés turístico.

Empezamos con la Torre Eiffel, emblema de la ciudad y, sin duda, su monumento más reconocido. Constituye un orgullo nacional y es realmente impresionante admirarla desde las calles de alrededor. La “vieja dama” siempre vigilante, vela en las noches iluminando el camino a los viajeros que decidan adentrarse en esta ciudad llena de magia y romanticismo.

No podemos olvidarnos de los Campos Elíseos, la avenida más grande de París y hogar del Arco del Triunfo, otro de los monumentos más famosos de París. Los barrios de esta urbe, cosmopolitas y llenos de vida, harán las delicias de aquellos a los que les guste perderse por calles llenas de misterio y encanto. Desde el Barrio Latino, hasta el Barrio de Montmartre, pasando por el Barrio de Montparnasse y el Barrio Le Marais, todos ellos poseen una esencia diferente que les hace únicos. Auténticas joyas en el corazón de París.

No puedes irte de esta ciudad si no has tomado un delicioso y humeante café en una de sus numerosas plazas. Destacan la Plaza de la Concordia, situada en pleno centro de París y dominada por el obelisco Luxor, y la Plaza de la Bastilla. 

Así mismo, París cuenta con importantes edificios religiosos de gran valor arquitectónico como “La Sainte Chapelle”, la Catedral de Notre Dame y la Basílica del Sagrado Corazón.

Esta ciudad también destaca por sus joyas artísticas. París posee una gran cantidad de museos, perfectos para una escapada cultural. Los más famosos son el Museo del Louvre, el Museo de Orsay, el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou y el Museo de la Orangerie.

Si eres de los que buscan un oasis de paz allá donde van, en París encontrarás cientos de ellos. Sus múltiples parques y jardines ofrecen un descanso al ajetreo de sus calles. Desconecta recorriendo el Parque de la Villete y descubre la naturaleza más bella en el Parque de Bagatelle.

París es la capital de la moda por muchas razones. La sofisticación y la clase de las que hacen gala las gentes parisinas son sólo uno de los motivos. Esta ciudad posee innumerables tiendas y firmas de moda capaces de cumplir los sueños de los viajeros más entusiastas de las compras.

Gastronomía parisina

La riqueza de París no termina en sus innumerables y valiosos conjuntos arquitectónicos ni tampoco en sus jardines o sus museos. La gastronomía parisina también es conocida por su variedad y calidad, lo que la convierten en el lugar perfecto para una escapada culinaria.

La gastronomía de París es el resultado de una interesante mezcla de culturas. Los ingredientes principales son las carnes, lácteos, verduras y marisco, que confluyen en la realización de deliciosos platos.

Los vinos, los quesos – el más conocido en París es el camembert aunque el viajero también puede disfrutar de otros tipos como el roquerfort, el queso de cabra y el queso brie -, los panes – desde las clásicas “baguettes” a los panecillos dulces o “brioches” - y la repostería – siendo el “croissant” el protagonista indiscutible en este área - son sólo algunos de los manjares de los que París hace gala. No dejes de probar sus muchas variedades, merecen la pena.

Los platos típicos más deliciosos y famosos de la región son joyas culinarias a la espera de ser degustadas por viajeros de todo tipo. Destaca el "confit" de pato, con una cuidada elaboración; el “coq au vin”, un estofado de pollo con verduras, vino y especias; “moules frites”, mejillones servidos con patatas; “tapenade”, una pasta hecha a base de aceitunas untada en pan; “escargots”, caracoles aderezados con ajo; y “foie de canard”, paté de pato o de oca.

La fina y exquisita repostería francesa es otro de los grandes atractivos que nos ofrece su cocina. Los “crêpes” son una delicia mundialmente conocida. Y lo mismo ocurre con los “macarons”; en París los tienen de todos los colores y sabores. Un verdadero sueño para los más golososo. Pero si hay un dulce que ostente la corona de la gastronomía parisina, ese es el “croissant”, una maravilla para las papilas gustativas.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

Hoteles familiares y casas vacacionales con cocina fantásticos para padres y niños. Deja que tus hijos disfruten de la naturaleza y descubran cosas únicas por hacer.
¿Quieres disfrutar del último grito en tendencias moda, arte o cultura, comer en ese restaurante tan de moda? Échale un vistazo a nuestra lista de escapadas urbanas.