Marrakech: riads, medina, zoco y palmeras

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Marrakech es sin duda alguna una de las grandes ciudades de África, así como el vestíbulo de entrada al desierto. Ciudad de exótica belleza, con calles de palmeras y paredes rojo-tierra que circundan una enorme medina de techos aplastados.

Calles laberínticas, palacios escondidos, museos, mezquitas y mercados que crean un ambiente incomparable. Su zoco es famoso por la intoxicante variedad de especias, las alfombras bereberes y guarnicionería de gran calidad.

El típico alojamiento en la Medina son los Riads (con más de cinco habitaciones) o Dars (con menos de cinco habitaciones). Son Casas Señoriales con un patio interior en el cual confluyen las habitaciones. Estos alojamientos tienen un encanto especial cuando son restauradas adecuadamente. En general también poseen una terraza donde se puede descansar, tomando un té con vistas al Atlas. A los pies de esta impresionante cordillera, esta ciudad imperial – junto con Fez, Rabat y Mequinez – es el resultado de la mezcla entre sus raíces bereberes, el refinamiento islámico y el periodo colonial francés.

Ver mapa

También en este Destino

Marrakech - riads, hoteles y dars

El ajetreo de la medina y el zoco, los infinitos aromas de los puestos de especias, la apacible serenidad y el lujo de los riads, sus calles laberínticas, su arquitectura, la incomparable vista de los Montes Atlas como telón de fondo… Por muchos motivos Marrakech es una ciudad mágica, una parada única que no nos podemos perder si visitamos Marruecos. Bien sea por su gastronomía, su historia o porque te apetece vivir una escapada romántica de cuento, como si estuvieras en "Las mil y una noches". Conoce la “ciudad roja” con la selección que te trae Secretplaces de los mejores hoteles, dars y riads en Marrakech. Elige uno de los encantadores alojamientos que te proponemos y disfruta de una gran experiencia en este rincón único del norte de África.

Dónde ir en Marrakech

Marrakech ofrece algunos puntos de interés que no te puedes perder si visitas la ciudad. Como el Museo, en el antiguo y lujoso palacio Dar Menebhi, en el que podemos apreciar la evolución del arte marroquí desde la Antigüedad hasta nuestros días. Así como Yamaa el Fna, una de las postales más famosas de la ciudad, su famosa plaza-mercado en la que podemos regatear para hacernos con el souvenir más preciado. Después puedes visitar la medina (o parte antigua de la ciudad) con su zoco si hay algo que nos ha podido encontrar en el mercado.

La Mezquita Koutoubia es una de las más conocidas de todo Marruecos, y cuando se construyó, una de las más importantes del mundo. Con un espectacular minarete de unos 70 metros, es uno de las construcciones más identificables de Marrakech. Si quieres visitarla tienes que tener en cuenta que solo los musulmanes pueden entrar.

El Palacio de la Bahía, construido para una esclava que después se convirtió en la favorita del Sultán, también merece una visita. Así como los Jardines de la Menara, el punto perfecto para relajarse del bullicio de la ciudad con la preciosa imagen del Atlas detrás. Las Tumbas Saadíes, si no te asustan los cementerios ni las criptas, son muy llamativas ya que aquí se enterraron a los monarcas de la dinastía Saadí, que gobernó Marruecos entre los siglos XVI y XVII.

Y qué decir del Jardín Majorelle, un auténtico oasis en medio de la agitación propia de una gran ciudad. Se trata de un jardín tropical, obra de un pintor francés llamado Jacques Majorelle, y que después compró el estilista Yves Saint-Laurent para restaurarlo. El intenso azul de los edificios contrasta con el vergel de las muchas plantas del jardín, formando una estampa que no te puedes perder si estás en Marrakech.

Gastronomía en Marrakech

La cocina típica de Marrakech es de las más ricas y variadas del norte de África, gracias a las muchas influencias que ha recibido a lo largo de los siglos. Por un lado, gastronomía árabe, africana, bereber y oriental y, por supuesto, su tradición mediterránea, han dado lugar a un sabor inconfundible. 

Los platos más habituales son el Cuscús – hecho a base de sémola de trigo y que se acompaña con diferentes tipos de carne y verdura – o el Tajín, que toma su nombre del utensilio en el que se prepara y se sirve: una especie de cazuela plana de barro con una tapa cónica y abierta por arriba que consigue que el plato se cueza con el vapor y los propios jugos de los ingredientes. Se suele cocinar con carne de cordero y diferentes verduras y a veces también se acompaña de cuscús.

También es muy habitual una especie de sopa llamada Harira – hecha de verduras – y la carne a la parrilla que normalmente se prepara en brochetas. Y la Pastilla, por otra parte, que es una curiosa mezcla de dulce y salado, que se prepara con canela, almendras, azúcar y pollo o en ocasiones carne de pichón.

Respecto a los postres destacan los Corne de Gazelle – una especie de galletita llamada pezuña de gacela por la forma que tiene, rellena de masa de naranja – y los baklavas – un pastelito de hojaldre con miel y diferentes rellenos, normalmente cacahuete o almendra.

Y la mejor forma de acompañar una buena comida en Marrakech es el té moruno tradicional, muy dulce y con menta o hierbabuena.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

Escapa de la rutina y disfruta de la magia de la naturaleza con una escapada única. Imagínate: solo tú, la montaña o el mar, el viento y el canto de los pájaros. ¿Relajante, no?
¿Harto de ver hoteles que no se ajustan a tu presupuesto? Échale un vistazo a nuestra selección de hoteles y bed & breakfast con estilo y gran servicio, pero a precios mini.
Hoteles familiares y casas vacacionales con cocina fantásticos para padres y niños. Deja que tus hijos disfruten de la naturaleza y descubran cosas únicas por hacer.
Platos tradicionales elaborados con productos frescos, deliciosa comida preparada con mimo, una cena elegante… Planes perfectos para los amantes de la buena comida.
Si quieres participar en la vida tranquila del campo y disfrutar de la calma de un pueblo con encanto, esta es tu colección. Aprende a bajar las revoluciones y a sonreír más.
¿Quieres disfrutar del último grito en tendencias moda, arte o cultura, comer en ese restaurante tan de moda? Échale un vistazo a nuestra lista de escapadas urbanas.
¿Harto de la lluvia, el viento o la nieve? ¿Echas de menos el sol? Descongélate con nuestra selección de hoteles en los destinos más cálidos. Cambia el abrigo por el bañador.