Lacio, mucho más que Roma

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Latium (o Lacio) es la región de Roma, la ciudad eterna, aunque hay que aclarar que hay más cosas que visitar y hacer en Lacio que la de visitar los monumentos de la capital. Esta región tiene todo lo que uno podría esperar: un paisaje diverso de sinuosos picos, playas, montañas, costa y palacios. Aquí podemos encontrar la quintaesencia del alma latina, con su arrollador romanticismo. 

Y, como corresponde a una tierra que es cuna de la civilización romana, hay abundancia de reliquias de otros periodos pudiéndose encontrar vestigios de la civilización etrusca en Veio, Vulci, Tarquinia y Cerveter. Esta provincia bañada por las aguas del Tirreno y el río Tiber, presenta un paisaje ondulado y montañoso, de paisajes que se contraponen.

Pero también podemos visitar termas en el Lacio, construidas en torno a sus numerosas fuentes de agua curativa, que ya se disfrutaban durante la época del imperio romano gracias a los suntuosos baños que construyeron. Como en Tívoli, a las afueras de Roma, famosa por la gran belleza de sus villas – como la Villa D’Este, con sus fuentes y jardines o la Villa Adriana, ambas consideradas Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Y si lo que quieres es disfrutar del mar puedes hacerlo en lugares como Gaeta o las islas de Ponza y Ventotene, verdaderas joyas del Tirreno. Pero también hay lagos en esta región, com el Bracciano – rodeado de vegetación y próximo a un precioso castillo – o el de Bolsena – el lago volcánico más gran de Europa – y sus islas: Bisentina y Martana. También podemos disfrutar de la montaña y deportes de invierno aquí. Por ejemplo en lugares como Terminillo o Livata.

Como ves, ya sea por su impresionante atractivo natural o su patrimonio histórico y arquitectónico, no puedes perderte esta región llena de lugares únicos. Maravíllate con todos los atractivos que tiene que ofrecer el Lacio, seguro que te sorprenderá.


Ver mapa

También en este Destino

Lacio - hoteles y bed and breakfast

En pleno corazón italiano encontramos su piedra angular, una tierra que ha visto nacer lo más granado de su historia: etruscos y romanos surgieron de aquí. Hablamos del Lacio, uno de los rincones más especiales de la península y que rebosa historia, arte, buena gastronomía y paisajes espectaculares. Secretplaces te trae una cuidada selección de los mejores hoteles y bed & breakfast en el Lacio para que puedas disponer de los mejores alojamientos mientras disfrutas de los muchos atractivos que tiene esta región única. Conoce las villas de Tívoli, visita las ruinas de Ostia o los yacimientos arqueológicos de Tarquinia y Cervereti, y disfruta de la naturaleza en el Parque Nacional del Circeo, entre otras muchas cosas que puedes hacer aquí.

Dónde ir en el Lacio

Los alrededores de Roma dan la oportunidad de conocer un poco más del rico y glorioso pasado de esta región de Italia. Por ejemplo en Ostia – hoy en día un reconocido balneario de la costa latina – ciudad en la que podemos visitar unas increíbles excavaciones arqueológicas, situadas en su parte antigua.

Y por supuesto no puedes marcharte del Lacio sin visitar Tívoli. Muchos ciudadanos ilustres escogieron este privilegiado lugar de la región para construir sus villas, por ejemplo el emperador Adriano. Y es que ya en la época imperial las aguas ricas en sulfato de sus alrededores eran muy apreciadas, así como su temperatura suave, más agradable en los meses de más calor. Puedes visitar la Villa Adriana y la Villa d’Este, un precioso palacio renacentista con espaciosas salas decoradas con frescos. Sus jardines, con numerosas e impresionantes fuentes, son espectaculares.

La ciudad de Rieti, enclavada en un precioso paisaje montañoso, es muy rica en monumentos, tanto de la época romana como medieval. Esta antiguo residencia de pontífices, está próxima a la Reserva Natural de los Lagos Reatinos, de gran valor medioambiental.  

En Civitavecchia, con numerosos restos arqueológicos, podemos admirar varios monumentos que dan parte de la historia de la ciudad. Fundada por un emperador y ampliada por pontífices, destacan el Fuerte Michelangelo y el puerto histórico. Por otra parte si queremos disfrutar de la naturaleza de la región conviene visitar el Parque Nacional del Circeo, cercano a la ciudad de San Felice Circeo. 

Para aquellos que busquen conocer más sobre los etruscos, que precedieron a los romanos en la región, los restos arqueológicos de Veio o Tuscania ofrecen la oportunidad perfecta para hacerlo, así como las necrópolis de Tarquinia y Cerveteri – incluidas en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Gastronomía en el Lacio

Lacio se sobrepasa en sus dotes culinarias, de hecho hay muchos que piensan que ofrece la mejor gastronomía regional de Italia – lo que considerando la competencia existente es ciertamente un gran cumplido. 

La impresionante variedad de platos y de ingredientes es en parte debida a su ubicación central, habiendo sido el eje de un gran imperio mundial de enorme complejidad de razas y culturas – y, por supuesto, gastronomía. El imperio habrá desaparecido hace tiempo, pero la herencia culinaria se conserva aún hoy.

Que la cocina del Lacio es una delicia está prácticamente fuera de toda discusión. Platos como los Ñoquis de patata, los Bucatini all’Amatriciana – una especie de pasta con tomate, guanciale, o carrillada de cerdo, vino blanco y queso de oveja – los Rigatoni alla Pajata – un tipo de pasta con tomate y tripas de ternera – o los conocidos Spaghetti alla Carbonara – con queso, huevo, queso pecorino y tocino o guanciale – harán las delicias de los amantes de la pasta.

Pero la lista no acaba ahí: Coda alla Vaccinara – rabo de buey estofado con verdura – Saltimbocca alla romana – un plato de bocados de ternera, jamón y salvia – son imperdibles, aunque no aptos para vegetarianos.

Respecto a los vinos, perfectos para acompañar las especialidades de la región, destacan el Arpilia o los Castelli Romani. Y el Montefiascone Est! Est!! Est!!!, con una historia muy curiosa que acompaña a su nombre: un hombre de alto rango que iba a viajar a Italia le pidió a un criado que pintara la palabra Est en las puerta de las tabernas con el mejor vino. En Montefiascone, el criado escribió la palabra tres veces para resaltar la fantástica calidad de sus caldos.

Y en el apartado de los postres, son muy famosos los Amaretti – galletitas de almendra, azúcar y clara de huevo – la Pupazza Frascatana – una galleta hecha de harina, aceite, miel y naranja y moldeada con forma de mujer – o la Torta della Nonna – hecha de crema pastelera y piñones.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

Si quieres participar en la vida tranquila del campo y disfrutar de la calma de un pueblo con encanto, esta es tu colección. Aprende a bajar las revoluciones y a sonreír más.
¿No quieres dejar a tu mascota favorita en casa? Échale un vistazo a nuestra lista de hoteles donde los animales son bienvenidos y disfruta de una escapada con tu amigo peludo.