Atenas, paraíso clásico

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Atenas, la ciudad con miles de años de mitología. Incluso su nombre está ligado a las leyendas; proviene de “Atenea”, la diosa griega de la sabiduría. En toda la ciudad se respira un aire de magia e historia difícil de describir. Sus animadas calles peatonales, sus preciosos jardines y parques, sus monumentos… 

Atenas se caracteriza por sus fiestas. El carnaval griego se extiende tres semanas, semanas donde la ciudad se tiñe de color y alegría. Además, en esta urbe se organizan múltiples festivales, donde la comida y la bebida corren por las calles. Además, la Semana Santa griega destaca por ser la festividad más significativa del calendario ortodoxo. El viajero podrá asistir a la procesión con antorchas que asciende hasta la capilla de Agios Georgos, en la colina de Lykavittos. Un espectáculo realmente impresionante. Pero el acontecimiento más relevante es el Festival de Atenas, que se extiende desde mediados de junio hasta finales de agosto y donde se representan obras de teatro clásico en el escenario de Herodes Atticus, un marco inigualable con la Acrópolis iluminada como telón de fondo. 

Atenas, la metropolis más legendaria e intrigante. Historia, energía, naturaleza y pasión se unen dando lugar a un amalgama único e incomparable.

Ver mapa

También en este Destino

Atenas- hoteles boutique y apartamentos con encanto

Ven a Atenas. Siente su energía latir en cada piedra, en cada esquina. Transpórtate a la época clásica y revive la historia más apasionante. SecretPlaces pone a tu disposición una amplia oferta de hoteles boutique con encanto y céntricos apartamentos de diseño. Todo ello para que puedas vivir una auténtica escapada de leyenda.

Dónde ir en Atenas

Atenas cuenta con un enorme número de lugares interesantes que visitar. Sus plazas, entre las que destacan la de Plaka y Monastiraki, son los perfectos puntos de partida para cualquier recorrido turístico.

Desde Monastiraki, surgen dos callecitas con mucho encanto: Ermou, que lleva hasta la Plaza Sintagma, donde se encuentra el Parlamento Griego; y Adrianou, repleta de fantásticos restaurantes con vistas a la Acrópolis y cientos de tiendas de recuerdos.

La Acrópoli es una de las zonas más famosas de Atenas y un lugar de obligada visita. En ella podremos conocer el Partenón, el Propileos, el Erecteion y el Templo de Atenea Niké. Tras recorrerla, te recomendamos que bajes por su cara sur hasta el Teatro de Dioniso. Tampoco puedes perderte el Ágora Antigua, otra de las visitas más importantes de la Grecia Clásica. 

El Ágora Romana, la Torre de los Vientos, el Museo de la Acrópolis, la Plaza Sintagma, 

las comerciales calles de Stadiou, Panepistimiou y Voukourestiou, el Jardín Nacional, el puerto de El Pireo, el glamuroso barrio Kolonaki, la Colina Licabeto (con las mejores vistas de la ciudad), el Parlamento Griego, la Plaza Omonia, la Biblioteca Nacional, el Museo Arqueológico Nacional,el Templo de Zeus Olímpico… Atenas tiene muchas caras, cada una más sorprendente que la anterior. Atrévete a conocerlas todas, no te arrepentirás.

Gastronomía de Atenas

La gastronomía de Atenas, al igual que en el resto de Grecia, destaca por lo sabroso de sus platos y lo evocador de sus olores. Se trata de una cocina típicamente mediterránea y, como tal, su ingrediente fundamental es el aceite de oliva, que se cultiva en las Islas de Lesbos, Creta y Kalamata.

El desayuno griego es ligero. Se suele tomar un café acompañado de las conocidas koulouri (roscas de pan con semillas de sésamo). Si te quedas con hambre, puedes tomar algún tentempié a media mañana. Los griegos, generalmente, se comen un sandiwch, algún hojaldre de queso, espinaca o carne. Todo ello acompañado de bugatsa (yogurt hojaldrado con nata o fruta).

Los griegos son de buen comer pero también disfrutan de una buena bebida. En su caso, la más representativa es el oúzo, que se toma al comienzo de las comidas, con los entrantes (consistentes en aceitunas, salchichón, gambas, caviar, frituras o la tradicional ensalada de huevas de pescado llamada taramosaláta).

Alguno de los platos griegos más representativos son la ensalada griega, elaborada con pepinos, tomates, aceitunas negras, cebolla y queso feta; la sopa de verduras con un huevo escalfado; las albóndigas de carne y arroz con salsa de tomate (soutzoukákia); la souvlákia, que consiste en una brocheta de carne de cordero y carne de cerdo; las dólmades, elaboradas con carne picada con arroz y envuelta en hojas de col; los salmonetes a la parrilla; y los marída, que son pequeños pescaditos fritos regados de vino aromatizado con resina.

No te puedes perder los exquisitos postres griegos como los los pasteles de hojaldre, con nueces y miel y los budines de requesón.  La miel es un ingrediente muy típico en la cocina griega; las que provienen de Mani y Creta son las de mejor calidad. 

Además, los griegos destacan también por su vino, entre los que destacan el Reine, el Acaía y el Mantiní, además de los de Creta y Minos, de sabor bastante más dulce. Si eres de cerveza, en Grecia la más famosa es la Fix, una auténtica delicia y perfecta para los días de verano más calurosos.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

Hoteles familiares y casas vacacionales con cocina fantásticos para padres y niños. Deja que tus hijos disfruten de la naturaleza y descubran cosas únicas por hacer.
¿Quieres disfrutar del último grito en tendencias moda, arte o cultura, comer en ese restaurante tan de moda? Échale un vistazo a nuestra lista de escapadas urbanas.