Brujas, la joya de la corona

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Brujas nunca ha gozado de la fama que se merece. Es por esto que se explica el excelente estado de conservación en el que se encuentra actualmente. Fundada en el siglo XI, este municipio es uno de los pueblos con más belleza y encanto de Bélgica. 

Hasta el siglo XV, Brujas fue una de las ciudades más prósperas de Europa. Su amplia red de canales, por la que muchas veces se ha ganado comparaciones con Venecia, contribuyó a que se convirtiera en un importante centro comercial del norte de Europa. No obstante, a finales del siglo XV, cuando el río Zwin se encenagó, la ciudad comenzó una época de decadencia.

A principios del siglo XX, cuando la ciudad se encontraba en un profundo estado de abandono y pobreza en comparación con otras urbes vecinas, Brujas fue objeto de una profunda restauración, convirtiéndose en un importante destino turístico. Es por esto que hoy en día conserva esa belleza innata, que la hizo famosa en un tiempo pasado y mejor. Cuenta con el atractivo y el misterio de una auténtica villa medieval, sin renunciar a las comodidades de la vida moderna.

Actualmente, millones de turistas visitan sus empedradas calles año tras año, convirtiéndola así en la ciudad más visitada de Bélgica, por delante de su capital. Su incomparable belleza le hizo ganarse el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

Ver mapa

También en este Destino

Brujas - hoteles design y bed and breakfasts

Ven a Brujas y conoce la verdadera joya de la corona belga. Una ciudad con un encanto indescriptible y el destino ideal sean cuales sean los motivos de tu viaje. Perfecta para una escapada romántica o para un fin de semana cultural. SecretPlaces pone a tu disposición la mejor oferta de alojamientos. Desde los mejores hoteles boutique a los apartamentos más céntricos y sofisticados. Todos ellos con ese algo especial que necesitas en tus vacaciones.

Dónde ir en Brujas

Brujas, a pesar de ser una ciudad pequeña, contiene una innumerable cantidad de monumentos y lugares de interés. Destacan el Markt o Plaza Mayor, el centro neurálgico de Brujas. En esta plaza encontramos Belfort, la torre más característica de Brujas. Desde la parte más alta se obtienen las mejores vistas de la ciudad.

También son puntos de obligada visita Burg, la segunda plaza más importante de la ciudad; Stadhuis, el ayuntamiento de la ciudad, cuya fachada data de finales del siglo XIV; Onze Lieve Vrouwekerk, o la Iglesia de Nuestra Señora cuya su torre, de 122 metros, es la más alta de Bélgica; y los museos de Gruuthuse y Groening.

Pero, sin lugar a dudas, la mejor forma de conocer este pequeño pueblo es recorriendo sus empedradas calles, llenas de encanto. Visita sus muchas chocolaterías y párate a degustar un delicioso café en alguno de sus encantadores establecimientos. Brujas tiene mucho que ofrecer, atrévete a descubrirla. 

Gastronomía de Brujas

Brujas, la ciudad que se recorre en un día pero que invita a quedarse un par más, sólo para poder disfrutarla con calma. La gastronomía de esta urbe es, sin lugar a dudas, uno de sus grandes encantos. Sorprende lo mucho que desconocemos sobre su cocina. Por ejemplo, ¿Sabías que en Brujas hacen las mejores patatas fritas del mundo? Pruébalas en sus muchos puestos ambulantes, recién hechas, calientes y con más de diez tipos de salsa para acompañarlas. Este crujiente snack está tan inmerso en la identidad de la ciudad que hasta tiene su propio museo, el Frietmuseum.

Los gofres son otro de los principales pilares culinarios de Brujas. Una especialidad belga que aquí se han encargado de perfeccionar. Tómate un descanso del ajetreo de las calles comerciales y siéntate en un pequeño café para degustar un humeante chocolate con un gofre. Las variedades son interminables, con frutas, con crema, con chocolate o con queso, los hay para todos los gustos.

Los entendidos en cerveza saben que Bélgica es un auténtico paraíso donde los ríos corren con esta bebida (o casi). Brujas puede presumir de ser la ciudad que más ha aprovechado esta industria. Esta ciudad de solo 120 mil habitantes, tiene dos cervecerías muy importantes: De Halve Maan y Fort Lapin, conocidas especialmente por su cerveza Brugse Zot, ganadora de varios premios. Sorprendentemente, este elixir dorado no solo se usa para refrescar las gargantas de locales y visitantes, sino también para preparar platos típicos de la región.

Por último, no podemos dejar de lado a uno de los protagonistas gastronómicos más importantes de la cocina de Brujas: el chocolate. Los belgas se han convertido en expertos en este producto y sus bombones no tienen rival. En Brujas abundan los maestros chocolateros así que te recomendamos que empieces ya a planificar un tour para degustar las variedades de este dulce. No te arrepentirás.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

¿Harto de ver hoteles que no se ajustan a tu presupuesto? Échale un vistazo a nuestra selección de hoteles y bed & breakfast con estilo y gran servicio, pero a precios mini.
¿Quieres disfrutar del último grito en tendencias moda, arte o cultura, comer en ese restaurante tan de moda? Échale un vistazo a nuestra lista de escapadas urbanas.