Ibiza: vida nocturna, calas y aguas cristalinas

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Las Islas Baleares –principal destino turístico europeo– están situadas en el Mediterráneo, a mitad de camino entre la Península Ibérica, el sur de Francia y el norte de África. Cuenta con tres islas principales: Mallorca, Menorca e Ibiza o Eivissa – esta última, la más cercana a la Península, y su vecina Formentera, la más pequeña, conforman las denominadas Pitiusas o “islas de pinos”, como eran conocidas por los antiguos griegos.
El archipiélago ha tenido un boom como destino turístico en los últimos cincuenta años debido, en gran parte, a sus 300 días anuales de cielo azul y a una temperatura cálida y agradable. Sus maravillosas playas e idílicas calas cuentan con aguas cristalinas y cálidas – que permiten permanecer en el agua durante largos períodos de tiempo.
Estas islas poseen un tipo de turismo diferenciado y muy fiel: mientras que Ibiza es conocida sobre todo por su animada vida nocturna y su variada oferta de ocio, Formentera – más pequeña y menos concurrida – está fantásticamente bien conservada y destaca por su increíble encanto natural y sus fantásticas playas.

Ver mapa

También en este Destino

Ibiza - hoteles boutique y bed & breakfast

Las Islas Pitiusas, Ibiza y Formentera, han sido uno de los destinos más codiciados del Mediterráneo desde que los griegos las bautizaron. Por aquí han pasado numerosos pueblos durante siglos y francamente, podemos entender por qué. Playas de arena blanca y aguas cristalinas, un entorno natural envidiable – con numerosos espacios protegidos y gran riqueza de flora y fauna endémicas – y, por supuesto, la conocida vida nocturna de Ibiza: la lista de atractivos es muy larga y para todos los gustos. Disfruta de su encanto gracias a la lista de hoteles boutique y bed & breakfast en Ibiza y Formentera que te trae Secretplaces. Una selección de los mejores alojamientos para una escapada romántica o unas vacaciones familiares o con amigos en el ambiente más especial.

Dónde ir en Ibiza

En la ciudad de Ibiza encontraremos hermosos lugares como el Barrio de la Penya y de la Bomba, colorido y típico barrio situado bajo las murallas de la ciudad, que es a su vez escenario de la rutilante vida ibicenca, tanto diurna como nocturna.
Dalt Vila, es el centro histórico de Ibiza, emplazado en la cumbre de la colina y rodeado por los viejos muros de la ciudad, presenta una gran cantidad de edificios interesantes por su antigüedad. La Catedral también es de gran interés, con su torre gótica que data del siglo X y su nave barroca, del siglo XVIII; en su interior encontramos obras de arte gótico, renacentista y barroco.
El Museo Monográfico del Puig de Molins está considerado como el mejor museo de Arte Púnico de Europa; la Necrópolis púnica de Puig de Molins se encuentra exactamente bajo el museo, desde dónde se puede visitar. El Museo Arqueológico expone una interesante colección de piezas que abarcan desde tiempos prehistóricos hasta el siglo XV.
Además, la villa de Ibiza con todos sus atractivos y vida nocturna, está separada de bellísimas calas por tan sólo unos pocos kilómetros: al Sur, la Playa d'en Bossa, con todos esos pequeños islotes llamados Islas Malvinas divisándose en el horizonte; al Norte, Cala Talamaca -recogida y bellísima-, y Cala Llonga.
Santa Eulalia será la próxima parada si bordeamos la isla desde Ibiza en dirección Norte; este pintoresco pueblo de pescadores se ha convertido en uno de los principales puntos turísticos de la isla, situándose en una zona de bellísimas playas, como las mismas Playas de Santa Eulalia, Cala Blanca o Es Canar. Al Norte se encuentra San Juan, cuyo mayor atractivo, a parte de sus bellísimas playas, especialmente Cala de Sant Vicent, Cala Portinaitx y Cala Xarraca, es una singular reliquia histórica, la Cueva des Cuieram -que contiene un templo cartaginense dedicado a diosa Tanit. 

Gastronomía en Ibiza

La cocina tradicional de las Illes Balears es fruto de la intensa actividad pesquera y agrícola que se registraba en las islas antes de la eclosión turística. El cerdo o la langosta se erigen en virtuales reyes gastronómicos; por no hablar de sus embutidos, especialmente de la sobrasada.
El viajero que llega a las Islas Baleares podrá degustar platos como las Sopas de Pescado – un pescado tradicional balear es el Chanquete Jonquillo – Conejo con Cebolla, Pato con Aceitunas y las magníficas Cocas, en su gran variedad ya sean dulces o saladas.
No deberías dejar pasar la oportunidad de probar un plato de Arroz de Centollo o el famoso Cabracho a las Finas Hierbas o incluso una Sopa de Invierno, cuando el tiempo lo aconseje.
Y también encontraremos espléndidos postres: la Cazuela de Requesón es el postre lácteo por excelencia, también la Coca de Albaricoques. Y no podemos olvidarnos de la tradicional Ensaimada, de fama universal, o de ciertos bizcochos típicos de reducido tamaño llamados Quartos, así como el Rubiol, el Crespell, el Flaó o el Gató de Almendra.
Para acompañar estos deliciosos postres o incluso como aperitivo, las diferentes islas disponen de una extensa y variada gama de licores tradicionales entre los que destacan las Herbes Eivissenques y la Frígola.
En cuanto a vino se refiere, el archipiélago Balear cuenta actualmente con dos denominaciones de origen: Binissalem y Pla i Llevant de Mallorca, exponentes de la milenaria cultura del vino desarrollada en las islas, dónde los tintos adquieren una mayor proyección que blancos y rosados.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

Hoteles familiares y casas vacacionales con cocina fantásticos para padres y niños. Deja que tus hijos disfruten de la naturaleza y descubran cosas únicas por hacer.
¿No quieres dejar a tu mascota favorita en casa? Échale un vistazo a nuestra lista de hoteles donde los animales son bienvenidos y disfruta de una escapada con tu amigo peludo.