Río Grande do Norte: arena, cocoteros y aire fresco

Necesita una sugerencia?

Necesita una sugerencia?

Dejenos sugerirle el perfecto
alojamiento para sus vacaciones
Solicita consejo

Rio Grande do Norte es un estado de Brasil situado en la parte nordeste del país y que según la NASA tiene el aire más puro del mundo después de la Antártida. Sus 410 kilómetros de arena, cocoteros, lagunas y mucho sol, son la razón de la fama de playas como Cajueiro y Genipabu al norte de la capital, Natal – algunas con dunas de 50 metros de altura.

La Praia de Baía Formosa en la costa sur es famosa por su “falésias” – parajes con arrecifes muy populares entre los surfistas. En Natal hay otras atracciones además del mar, como la Fortaleza dos Reis Magos y el Parque das Dunas – el segundo parque urbano más grande del país.

El estado es un importante foco de turismo ecológico. Por sus playas y fantásticas aguas constituye el escenario perfecto para disfrutar del buceo y otras actividades acuáticas. Sus paisajes son bastante agrestes e vírgenes: inmensas dunas, campos de cocoteros y salares – de hecho, en esta región se produce la inmensa mayoría de sal del país – además de una gran variedad que lleva desde acantilados y playas a bosques repletos de vegetación. Y por si fuera poco el clima es cálido y seco, y el sol brilla de forma casi interrumpida los 365 días del año. Perfecto para disfrutar de su entorno privilegiado.

Ver mapa

También en este Destino

Río Grande do Norte - Hoteles, pousadas y resorts

Río Grande do Norte tiene mucho que ofrecer. Elige entre sus fantásticas playas de agua cristalina, perfectas para practicar el buceo o la pesca, su pintoresco paisaje de dunas de arena – un entorno de ensueño ideal para una luna de miel o una escapada romántica – o sus encantadoras ciudades en las degustar una gastronomía exótica y una oferta casi ilimitada de deliciosas frutas. Secretplaces te ayuda a conocer esta bella región del nordeste de Brasil con una selección de sus alojamientos más especiales. Elige entre los mejores hoteles con encanto en Río Grande do Norte, y disfruta de una experiencia única.

Dónde ir en Río Grande do Norte

La capital del estado es Natal, una pequeña y encantadora ciudad conocida sobre todo por sus fantásticas playas y la belleza de sus parajes naturales. Fundada por los portugueses un día de Navidad – de ahí su nombre, Natal significa Navidad en portugués – hace más de 400 años, la ciudad cuenta con un ambicioso proyecto para preservar su entorno natural. Por ello se creó el Parque Nacional de las Dunas, con la idea de proteger el paisaje único de dunas de arenas que la rodean.

Aquí se puede visitar sus edificios históricos – como el Fuerte de los Reyes Magos, construido por los portugueses o la Columna Capitolina, una columna romana donada por Benito Mussolini – y otros de arquitectura más moderna y ambiciosa – como la Nueva Catedral – pero la principal atracción de la ciudad es su entorno. Muy próximo a Natal encontramos Genipabu, una espectacular playa que supone una de las postales más famosas de Natal. Con su conjunto de dunas y su enorme laguna de agua dulce, la zona está muy bien acondicionada y aquí, además de disfrutar del paisaje, puedes hacer excursiones en dromedario o montar en buggy – un vehículo especial para la arena.

En Maracajaú se encuentran uno de los mejores puntos para practicar buceo de toda la región, y puede que de todo Brasil. Aunque el pueblo es muy pequeño, sus fantásticas playas, sus arrecifes y sus aguas cristalinas son perfectas para bucear o pescar.

Gastronomía en Río Grande do Norte

La cocina potiguar – nombre dado a los habitantes de la región – se caracteriza por la mezcla entre tradición portuguesa y costumbres indígenas. La variedad de productos e ingredientes en esta zona es realmente variada entre los que destaca el marisco. Río Grande do Norte es una de las regiones líderes en producción de gambas, de hecho el plato Bobó de Camarão, de la cocina afro-brasileña, es muy típico de aquí. Se trata de un plato muy sabroso de gambas con cocinadas con verduras y leche de coco, mezcladas con puré de mandioca y jengibre con arroz. La langosta y los crustáceos en general son deliciosos también y abundantes.

Es muy curiosa la Carne de Sol, que preparan dejando secar la carne al sol durante unos días antes de cocinarla de diferentes maneras. Como por ejemplo en Baião de dois, que lleva arroz con frijoles con carne seca, queso de Coalho – un queso típico de la zona de leche de vaca fermentada – y beicon. También se consumen algunos tipos de embutidos como la Lingüiça do Sertão – una especie de longaniza – o el Chouriço Doce.

Las verduras más consumidas son la mandioca o el maíz, y los diferentes tipos de frutas que se pueden comer aquí son exquisitos. Por ejemplo destacan el mango, la maracuyá, la papaya, la mangaba o el jobo. También es muy habitual el anacardo.

Y respecto a los postres destacan la Cocada – un dulce de coco con azúcar – o la Canjica – hecha de maíz, leche o leche condensada y azúcar – parecida al arroz con leche.

Inspiraciones para viajar, itinerarios y los mejores sitios para alojarse

Si lo primero que compruebas cuando ves el mar o un lago son las olas o la intensidad del viento, esta es la colección perfecta para ti. Siéntete como pez en el agua con estos hoteles.